SEGUINOS TAMBIEN EN
 

 

 

 

 

AGUILA HARPIA
Especie emblemática de la biodiversidad


Por © Guillermo Pérez Jimeno
Fotografías © Pilar Alexander Blanco Marquez

 

Pilar Alexander Blanco Márquez es venezolano, tiene 34 Años y es Medico Veterinario Especialista en Medicina Veterinaria de Fauna Silvestre.
Hace 9 años que se desempeña como Coordinador Nacional Proyecto de Conservación del Águila Harpía en Venezuela.
Yo tuve la suerte de conocerlo en 1994 cuando apenas era un estudiante de Medicina Veterinaria y desde entonces ya mostraba un gran interés por la medicina de animales silvestres y la conservación de su hábitat.

-Alex, contanos brevemente de qué se trata el Proyecto de Conservación del Águila Harpía...

En primer lugar consiste en localizar parejas de Águilas Harpía para estudiar su anidación en Venezuela y Latinoamérica.
Hemos capturado águilas en nidos activos, para su identificación con anillos en sus miembros posteriores. Se han colocado transmisores por satélite y de radio telemetría convencional a más de 20 águilas para darle seguimiento a juveniles y parejas
de águilas adultas documentando posteriormente en mapas de dispersión. Actualización de un Sistema de Información Geográfica (SIG) con los datos obtenidos de los transmisores por satélite, donde se han creado mapas actualizados para
biólogos y veterinarios de campo, administradores forestales y otras profesiones afines.

Debido a la utilización del Sistema Global de Posicionamiento Satelital (GPS), se han elaborado mapas con la ubicación de nidos de Águila Harpía y de carreteras y/o caminos de acceso a Incentivar a las instituciones privadas y de gobierno para
reorientar el desarrollo desmedido e identificar usos sosteniblesde la tierra.
Apoyar las iniciativas locales para preservar los ambientes que abrigan
a estas y otras especies.

Proteger y estabilizar las poblaciones locales de Harpías y previnendo su extinción. Se han obtenido datos Georeferenciales con los cuales se han establecido los territorios y hábitos de cacería de algunos ejemplares. También se ha identificado y estudiado a
las presas para caracterizar su dieta, sin olvidarnos del rescate y rehabilitación de ejemplares enjaulados y en condiciones deficientes y la evaluación de requerimientos nutricionales y manejo médico veterinario.

....



- Por qué escogiste a esta ave para trabajar.

Es algo anecdótico, cuando empiezo a trabajar en un zoológico de Venezuela (1994), tenia dos ejemplares hembras de Águila Harpía las cuales eran exhibidas como unos especimenes más de colección y no se le daba el valor que verdaderamente tenían. Empecé a investigar que se estaba haciendo por esta especie tanto en la vida
silvestre como en cautiverio; y para mi gran sorpresa, Venezuela era el puntal internacional sobre el estudio de esta especie, a través de los investigaciones del Dr. Eduardo Álvarez Cordero. El había estudiado esta especie desde hacía varios años,
y su tesis doctoral en la Universidad de Florida en Gainesville, era sobre el Estudio de la Biología y Ecología del Águila Harpía en Venezuela y Panamá; pero en condiciones de cautiverio no se estaba desarrollando ningún programa de cría oreproducción.
A raíz de eso, en 1997 emprendí el Proyecto de Cría y Reproducción del Águila Harpía en condiciones de Cautiverio con la finalidad de evaluar y censar los animales que
se encontraban en cautiverio y conformar un programa cooperativo para su investigación.

Ese mismo año conocí al Dr. Álvarez, con el cual entablamos una gran amistad y comenzamos a trabajar juntos en vida silvestre, dado que habían aparecido unos nuevos reportes de nidos que estaban activos y había que colocarles transmisores
de telemetría satelital. Es así como comenzamos a realizar el estudio biomédicos para determinar el estado de salud de las poblaciones silvestres.
Todo esto va aunado a que el Águila Harpía sea una especie emblemática de la biodiversidad y muy interesante como especie bandera y sobre todo por lo enigmática que puede ser para biólogos, veterinarios, ecólogos, zoólogos y otras profesiones afines que trabajen en pro de conservación de especies amenazadas.

- Cuál es el estado actual de las poblaciones venezolanas de Harpías?

En Venezuela las poblaciones a sur del Río Orinoco se encuentran bastante estables, tomando en cuenta que las extensiones de bosques son todavía abundantes.
Al norte del mismo río, sin embargo, se encuentran mas amenazadas, debido al gran crecimiento demográfico y sobre todo a la intervención en algunos casos
desmedidas de los bosques y selvas para las expansiones agropecuarias y otros usos de la tierra; por este motivo en esta zona geográfica se le considera una especie en Peligro.



- Y a nivel global?

A nivel internacional se reporta como un especie rara y potencialmente amenazada. Por ejemplo, en el caso de Venezuela se considera una especie Vulnerable, pero, en Argentina esta especie se clasifica en Peligro.

- Cuál consideras que es el futuro de estas magníficas aves?

Su futuro a mi parecer es incierto.
Todavía existen grandes amenazas en mayor o menor escala según las circunstancias políticas y económicas de los países que comprenden su área de distribución. Es indiscutible que el crecimiento demográfico, la expansión de la frontera agropecuaria, la fragmentación de los hábitats, la cacería (furtiva, deportiva y de sustento), la minería, la tala y la quema, el aprovechamiento de los bosques maderables, entre otros problemas... son factores que inciden directamente a la disminución de las
poblaciones silvestres y en muchos lugares a la desaparición total de ejemplares en su medio natural.



- Cuál es la importancia de conservar la selva en relación a las Harpías?

Por que no solamente se debe tomar en cuenta la importancia de conservar la selva para conservar a la Harpía; en el nuevo pensamiento ecológico y médico que es papel que debemos cumplir los veterinarios de vida silvestre, pienso que hoy en día
también podemos tomarlo en forma contraria: “Como ayudaría la Harpía a conservar la selva...”.
En mis trabajos actuales estoy considerando a la Harpía como un bio-indicador de la salud de los ecosistemas y como elemento primordial dentro de su papel como
máximo depredador del dosel para identificar factores que estén perjudicando a otras especies, tanto de flora o fauna. Por lo expresado anteriormente.
- ¿Que medidas de conservación podemos tomar?

Realizar análisis comparativos respecto a su distribución pasada y actual. Evaluación de los factores que podrían estar afectando a la especie en el presente y futuro. Manejar los bosques y áreas protegidas.
Divulgar cuales son los problemas que afectan a la especie y lograr la protección
de áreas silvestres ideales para su sobrevivencia (reservas forestales,
reservas de minería, entre otras.)

- El extremo norte de Argentina es el límite más austral de su distribución, apenas se conocen unos pocos nidos en la provincia de Misiones, qué podemos hacer los argentinos para ayudar a conservarla?

Sería ideal desarrollar o continuar estudios básicos que permitan definir con precisión la distribución, el estado de sus poblaciones y conocer la historia natural. Realizar
estudios sobre requerimientos de hábitats y evaluar si las áreas protegidas actuales cumplen con las necesidades mínimas para el mantenimiento de esta especie; en
caso contrario, proponer la creación o la implementación de áreas nuevas o en su defecto diseñar planes de manejo de zonas no protegidas, a fin de evitar aun más la fragmentación y el aislamiento de sus poblaciones. Es imprescindible promover actividades de divulgación y concientización de la población global, la participación
comunitaria directa junto con los investigadores que quieran emprender un proyecto con esta especie.
© Guillermo Pérez Jimeno / FNA


EL PORTAL DE LA FOTOGRAFIA DE NATURALEZA DE ARGENTINA
MAS DE 10 AÑOS JUNTO A VOS!

- AVISO LEGAL - QUIENES SOMOS - CONTACTO -

© 2003 - 2017 - FNA - Fotografía de Naturaleza Argentina -
Todos los derechos reservados