SEGUINOS TAMBIEN EN
 

 

 

 

 

TECNICA
Fotografía subacuática
DESCUBRIENDO EL MUNDO SUMERGIDO

Por © Sergio Massaro
Textos y Fotografías ©
Sergio Massaro

 

La fotografía submarina puede convertirse en un arte y un oficio
de insospechados atractivos y resultados.



La primera vez que metí la cabeza debajo del agua tenia 15 años, enseguida supe que se trataba de una experiencia que quería compartir con otras personas.Encontré en la fotografía subacuática la solución práctica a mis problemas. Comencé a registrar imágenes como recuerdo y testimonio de mis inmersiones, que me permitieron revivir cada salida con familiares y amigos en el living de mi casa.La premisa básica de la fotografía submarina es la comunicación: compartir la experiencia con otros para entender y conocer los ambientes acuáticos, en una mezcla de arte, ciencia y aventura.


DESCUBRIENDO EL BUCEO

El mundo submarino es un lugar que nos ofrece gran belleza, tranquilidad, descanso y diversión, junto con los seres amistosos que lo habitan lo hacen propicio para vivir aventuras inolvidables y recrear la imaginación ilimitadamente.
Tres cuartas partes de la superficie de nuestro planeta están cubiertas de agua, y en su mayor parte, nunca han sido vistas por seres humanos. Estas regiones subacuáticas pueden ser fascinantes, pero por estar fuera del ambiente natural de los seres humanos, sus potenciales peligros deben ser tomados en cuenta.
El buceo recreativo es fácil divertido y placentero, pero es algo muy serio. Las destrezas necesarias para bucear no son difíciles de aprender, pero deben ser comprendidas y practicadas responsablemente, tomando un curso que enseñe el manejo del equipo, normas de seguridad, planificación y todo lo relativo a una inmersión segura.

La mayor parte de éstos han sido diseñados para dar a los estudiantes conocimientos y conceptos generales sobre la física del buceo, el uso y funcionamiento correcto de los equipos, y la fisiología del buceo (la cual rige como el cuerpo humano se ajusta a los cambios de temperatura y profundidad, durante los ascensos y descensos). Los cursos también deben cubrir los estándares actualizados de seguridad del buceo a la vez que presentan y enfatizan la necesidad de proteger el ecosistema subacuático.


Cuando el estudiante ha finalizado con éxito el entrenamiento teórico, el entrenamiento en piscina (o aguas confinadas), las inmersiones requeridas en aguas abiertas y su examen final, se le entrega el carnet que certifica el final del curso y que el buzo esta entrenado en las destrezas básicas del buceo scuba (con tanques de aire).
El buceo le puede dar una nueva visión a nuestras vacaciones. Es una actividad que no necesita de un estado físico especial y que la pueden practicar todos los que tienen ganas de tener sensaciones totalmente distintas y ser participantes, no simples espectadores, de una aventura. Basta que solo nos animemos a cambiar la rutina y realicemos un curso para saltar al mundo subacuático.


FOTOSUB

Cuando se habla de fotografía submarina, muchas veces se piensa en fotografía documental de viajes exóticos a mares lejanos y profesionales del buceo que manejan unos caros y complicados aparatos.
Nada más lejos de la realidad. Hoy en día cada vez es mayor el número de personas que han pasado un sencillo curso de buceo y están capacitados para aventurarse bajo el agua. No hace faltar realizar un costoso viaje a mares exóticos, ya que las aguas de nuestro país poseen una riqueza excepcional en vida acuática desde los ríos de montaña de Salta hasta las gélidas aguas del Canal de Beagle en Tierra del Fuego.


Después de casi 30 años de recorrer los ambientes acuáticos del país, les puedo asegurar que en ellos hay una riqueza excepcional en paisajes, formaciones rocosas, grandes animales, barcos hundidos y minúsculos seres vivos de llamativos colores que nos pueden proporcionar infinitos temas para plasmar en imágenes. Por todas estas razones cada vez más gente se aventura a realizar cursos de fotosub.

La fotografía submarina produce mejores buzos como resultado de la mejor apreciación de los ambientes. Antes de intentar obtener imágenes bajo el agua es menester que el operador aprenda a fotografiar fuera del agua, en todas las condiciones de ambientes y luces. El aprendizaje no es difícil. Se debe llegar a conocer a la perfección la propia cámara fotográfica, y poco a poco realizar todos los procedimientos técnicos de la toma.
Existen escuelas de fotografía subacuática donde se aprenden todos los pasos necesarios, con una constante experimentación y una insistente práctica que apuntan a lograr el conocimiento profundo de las cámaras y los accesorios, experiencia imprescindible para el completo manejo de las técnicas.

Así pues no hace falta ser un experimentado buceador ni disponer de un sofisticado equipo para iniciarse en esta especialidad. Ahora bien, existen algunas características específicas del medio en el que nos vamos a desenvolver que es necesario conocer y desarrollaremos a continuación.

LA LUZ EN EL AGUA

Antes de adentrarnos en la realización de fotos bajo el agua, debemos conocer bien las características del medio en el que vamos a trabajar. El principal condicionante de todo fotógrafo es la luz disponible. Luz y color son fácilmente controlables y manipulables en nuestro medio natural el ambiente terrestre. Sin embargo en el agua tienen un comportamiento especial que es importante conocer.
Reflexión de la luz: la luz solar al llegar a la superficie del agua refleja una parte y otra penetra. La cantidad de rayos que penetran está en función de la inclinación del sol, es decir cuanto más inclinado esté mayor reflexión. Por lo tanto cuando el sol se encuentra en el punto más alto, tendríamos una mayor cantidad de rayos reflejados, por estos motivos el período óptimo para realizar fotografías subacuáticas estará dado entre las 10 y 14 horas.
Absorción de la Luz: el agua actúa como un filtro selectivo que absorbe escalonadamente los colores en los que se descompone la luz blanca. Según la longitud de onda que estos tengan, esta absorción se aumenta a medida que vamos descendiendo o aumentamos la columna de agua entre la cámara y el objeto a fotografiar.
El color rojo desaparece prácticamente a los 6 metros, el anaranjado a los 10 metros, el amarillo a los 15 metros, el verde a los 30 metros, y más allá de esto todo se torna azul grisáceo. Por esta causa es imposible realizar tomas con colores equilibrados sin flash. Para estos casos también es importante el ángulo con que iluminemos.
Hay que aproximar la fuente lumínica para evitar pérdidas de color y que la luz rebote en las partículas en suspensión, siendo éste uno de los principales problemas a resolver en la fotografía submarina.Difusión de la luz: los rayos luminosos son difundidos por las partículas suspendidas en el agua, cuanto mayor y más numerosas sean éstas mayor será la difusión. Esta aumentará también conforme se aumenta la distancia de la cámara al sujeto.

La difusión es más notable en las aguas turbias, en las cuales aún usando luz artificial, no mejorará mucho la visibilidad, en virtud de existir una especie de pantalla formada por las partículas, las cuales reflejaran la luz.
Es recomendable en estos casos usar lentes gran angular que nos permitirán tomar fotos cerca del sujeto, y de esta manera que la luz tenga que atravesar una menor masa de agua y menor número de partículas.


Atenuación de la luz: ésta reducción de la intensidad de la luz o exposición, como resultado de los efectos combinados de la absorción y de la difusión.
Refracción de la luz: los principales problemas ópticos bajo el agua debido a la refracción son: los objetos aparecen un 25% mas cerca y un 33% más grandes, ésta es la causa por la cual se reduce el ángulo de cobertura de las lentes.
La luz viaja primero a través del agua, pasa a través del aire del lente de la cámara para llegar al negativo. Al cambiar los rayos luminosos de un medio a otro, de diferentes densidades se produce el fenómeno de refracción.

 


La refracción ocurre cuando la luz pasa a través de una superficie plana, como es el cristal del visor del buzo, lo mismo sucede cuando usamos la cámara dentro de su caja estanca que tiene su ventana óptica plana, el lente reducirá su ángulo de cobertura. La forma de evitar el efecto llamado telefoto es sustituyendo la ventana óptica plana de la caja por una ventana de cúpula o domo corredor, el cual contrarresta los efectos de la refracción.


La fotografía submarina puede convertirse en un arte y un oficio de insospechados atractivos. Para los fotógrafos subacuáticos, los ambientes en que se mueven brindan oportunidades únicas para explorar a través de la cámara y son un constante desafío para crear imágenes que capten la belleza, la rareza o grandiosidad del mundo submarino en cada una de sus formas.
 
© Sergio Massaro
PROHIBIDA SU REPRODUCCION TOTAL O PARCIAL SIN AUTORIZACION DEL AUTOR
Web Personal
 


EL PORTAL DE LA FOTOGRAFIA DE NATURALEZA DE ARGENTINA
MAS DE 10 AÑOS JUNTO A VOS!

- AVISO LEGAL - QUIENES SOMOS - CONTACTO -

© 2003 - 2017 - FNA - Fotografía de Naturaleza Argentina -
Todos los derechos reservados