SEGUINOS TAMBIEN EN
 

 

 

 

 

¿Concursos fotográficos?

Por © FNAweb.org

Parece que han quedado en el pasado aquellos concursos fotográficos que tenían como finalidad promover e incentivar el maravilloso arte de la fotografía. Basta con leer las bases y condiciones de cualquiera de los muchísimos concursos que anualmente se promocionan para encontrar condiciones que lejos están de aquellas intenciones.

Actualmente, en las bases se encuentran cláusulas como:

“Las fotografías ganadoras pasarán a ser propiedad de la organización y los autores hacen expresa renuncia a los derechos sobre las mismas, pudiendo la organización reproducir, publicar y editar dichas muestras artísticas, de cualquier manera sin obligación de compensación al participante, haciendo mención o no del autor a su sola discreción.”

Los autores, cuyas obras resulten premiadas y/o mencionadas y/o seleccionadas ceden, sin límite de tiempo, (…), en forma gratuita y exclusiva, las fotografías (…) seleccionadas y los derechos de uso, publicación y reproducción de dichas fotografías, en cualquier forma y por cualquier medio que el Organizador considere conveniente.
Los participantes cuyas obras resulten premiadas y/o mencionadas y/o seleccionadas autorizan también, sin límite de tiempo, a difundir sus nombres, imágenes y datos personales, en los medios y formas que el Organizador considere conveniente, sin derecho a retribución alguna”.

“Decidirá por mayoría las fotografías que, dentro de cada uno de los temas propuestos, resulten ganadoras, pasando todas a integrar el banco de imágenes permanentes de la organización.

”Los participantes en el concurso, consienten expresamente que las fotografías puedan ser utilizadas por la organización y los auspiciantes a efectos culturales, sociales o comerciales mencionando el autor de la fotografía”.

“Los jueces elegirán un total de 12 fotografías y también habrá una “elección popular” de tres fotografías por categoría. (…). Las fotografías, tanto las ganadoras como no ganadoras podrían también ser utilizadas para otras publicaciones (…) En tal caso, los nombres, correos electrónicos y/o sitios web de los autores serán mencionados”.

Los organizadores tendrán la propiedad del/las fotos ganadoras y su "copyright". El autor del trabajo ganador renunciará a cualquier limitación o reserva de derechos en su favor o a cualquier otro derecho sobre el trabajo”.

Los textos antes mencionados son extractos de seis concursos anunciados en Internet tomados al azar.

Leyendo las bases, parece que las reglas del juego han cambiado y hoy nos encontramos con una serie de factores que no solo atentan contra los derechos patrimoniales del autor sino que atentan contra la autoria misma.

Para participar de los concursos hoy deberíamos aceptar entre otras cosas:
- Ceder los derechos de autor, que contradice lo expuesto en la Ley 11.723 en su articulo 5to donde expresa que la propiedad intelectual de una obra corresponde a su autor. Este derecho es irrenunciable.
- Ceder los derechos de uso y los derechos patrimoniales, aunque no sean ganadoras las fotografías.
- Ceder los derechos de uso para un fin diferente al del concurso, su promoción y divulgación
- Ceder los derechos de uso por tiempo ilimitado y en forma exclusiva
- Ceder los derechos patrimoniales

Surgen entonces algunas preguntas.
¿Son realmente concursos de fotografía o una forma encubierta de recopilación de material fotográfico para ser usado libre de derechos y obligaciones por parte de los organizadores?
¿Son conocedoras de las leyes estas organizaciones? ¿Son concientes que algunas bases están infringiendo las leyes?

Es esperable que un concurso solicite el derecho de uso, sin retribución económica y sin exclusividad, de las fotografías para promoción del mismo, para una futura exposición resultante del concurso o actividades relacionadas únicamente con dicho concurso. De esta manera, se siguen respetando los derechos de autor expresados en la ley y se determina la forma y tiempo de la cesión de derecho de uso, aspectos básicos de cualquier contrato entre partes cuando se trata de una obra artística.

Nosotros como fotógrafos debemos valorar nuestro trabajo, reconocer el tiempo, dedicación, estudio, viajes y equipo invertido en cada obra. Ese esfuerzo tiene un valor. Y ese valor debe ser reconocido por cualquier empresa u organización que se muestre interesado en nuestras obras.

Tus derechos existen, seas aficionado o profecional. Hacelos valer!

© FNAweb.org
PROHIBIDA SU REPRODUCCION TOTAL O PAR
CIAL SIN AUTORIZACION



     



EL PORTAL DE LA FOTOGRAFIA DE NATURALEZA DE ARGENTINA
MAS DE 10 AÑOS JUNTO A VOS!

- AVISO LEGAL - QUIENES SOMOS - CONTACTO -

© 2003 - 2017 - FNA - Fotografía de Naturaleza Argentina -
Todos los derechos reservados