Fotografía Macro
CLAVES PARA INICIARTE


Ph: Agustin Fatecha

Es una disciplina apasionante que nos devela aspectos y formas
que no se pueden apreciar a simple vista.
Sin embargo es necesario conocer las claves para
no desilusionarnos ante los primeros intentos.

 

Creo no equivocarme al afirmar que a todos nos fascina observar los detalles de los insectos, de las alas de una libélula o la textura de una hoja. La fotografía macro nos abre las puertas de un mundo fascinante que no se puede apreciar a simple vista.
Si tenes una cámara réflex, te explicaremos algunas nociones básicas para que des tus primeros pasos en este alucinante mundo con los mejores resultados.


Ph: Agustin Fatecha

¿QUE ES LA FOTOGRAFIA MACRO?
Técnicamente sólo se considera fotografía macro a aquella donde el sujeto es captado por el sensor a su tamaño real (escala 1:1) o más grande.
Aquellas fotografías que se centra en los detalles pequeños, pero que el sensor los captura con un tamaño inferior al real, es reconocida como fotografía de aproximación.
¿Las cámaras compactas tienen lente macro?
Seguramente todos tenemos en mente el símbolo de la flor, con el que en las cámaras compactas ofrecen el modo “macro”. En realidad no se trata de un macro real, sino que permite realizar una fotografía desde una distancia muy cercana, en donde el sujeto parece grande pero sin alcanzar el tamaño para ser una fotografía macro.


Ph: Agustin Fatecha

¿QUE NECESITAMOS?
Lo primero es contar con una cámara réflex; ideales son aquellas que disponen de pantalla retráctil, ya que nos ayudará a no tener que adoptar posiciones incómodas en ciertas circunstancias. Pero en sí, la cámara no hace a la fotografía macro, sino los lentes y accesorios que le acoplemos.
Si realmente te apasiona este mundo, no dudes en hacerte de un lente específico; si aún no estás seguro, existen otras opciones más económicas como las lentillas Raynox (de las que hablamos en el #1) o los anillos inversores.

Un tema que vale aclarar es que muchos objetivos, dentro de sus nomenclaturas, dicen “macro”, lo cual crea confusión; lo que nos está indicando es que nuestro lente enfoca un poco más cerca de lo normal, pero sin llegar a ser un macro.
Habrás notado que, cuando con un lente normal, intentas enfocar a una distancia corta, no podes hacer foco; esto se debe a que cada lente tiene una distancia mínima de enfoque, debajo de la cual no podremos enfocar.
La característica principal del lente macro es que tiene la capacidad de enfocar a distancias muy reducidas del sujeto, incluso hasta casi tocarlo.
Estos lentes específicos pueden conseguirse de diferente distancia focal, que van desde los 50 hasta los 200 mm. Depende cuáles sean tus preferencias, podrás decidir la distancia focal ideal; en lo personal prefiero el 100 mm, ya que me permite trabajar a cierta distancia de los insectos con mayor comodidad.

LOS ACCESORIOS
Además de la cámara y lente, existen accesorios que nos ayudarán en la tarea.
El flash y el trípode son dos compañeros indispensables. Si bien es posible realizar fotografías sin ellos, nos ayudarán a trabajar con mayor comodidad, sobre todo al usar diafragmas cerrados.
El uso del flash, debe estar acompañado de un accesorio adicional: el difusor; ya que al trabajar a tan corta distancia del sujeto, incluso la potencia mínima, es demasiada, por lo que su uso es de mucha ayuda.
Por último, el cable disparador; de esta manera al seleccionar velocidades de obturación muy lentas, evitaremos que el simple hecho de presionar el disparador, haga que la cámara se mueva logrando una foto levemente movida (trepidada). Si no contamos con uno y tampoco queremos invertir más dinero, podremos hacer uso del auto disparador de la cámara.
Con estos elementos, ya tendremos nuestro equipo básico listo para salir al campo.



¿COMO SETEAR LA CAMARA?
Si alguna vez hiciste alguna prueba, habrás notado que la profundidad de campo es crítica y, en los comienzos, lograr foco y una buena nitidez parece ser una misión imposible.
Nuestra recomendación es que trabajes seleccionando prioridad de diafragma, de esta manera, la cámara te irá indicando cuál es la velocidad acorde dependiendo la luz que haya en la escena. Con ese dato, podrás decidir si disparar a mano alzada o si necesitarás usar el trípode.
Un diafragma 16 estará bien como punto de partida.
Si buscas aislar al sujeto del fondo, podrás optar por un f/5.6, con lo que además, estarás ganando calidad en tu imagen, ya que los diafragmas medios es donde los objetivos ofrecen su mayor calidad.

¿EXISTE UN MOMENTO DEL DIA IDEAL?
Si queres fotografiar artrópodos, tendrás que tener en cuenta que son animales de sangre fría que dependen del calor del sol para activarse; por lo que comenzar tu jornada fotográfica por la mañana temprano, es una muy buena opción. Los modelos estarán mucho más quietos y te permitirán mucha más libertad de movimiento y, sobre todo, poder acercarte lo suficiente.
Además, a esta hora de la mañana cuando el sol aún no ha comenzado a calentar el ambiente, es muy factible que encuentres gotas de rocío en hojas, flores, telarañas e, incluso, en algunos insectos aun dormidos; lo cual es mucho más atractivo para fotografiar.
Ahora, si lo que buscas es captar escenas de movimiento, podrás optar otra hora del día, siempre teniendo en cuenta de seleccionar una velocidad de obturación acorde con un diafragma cerrado.

MOTIVOS FOTOGRAFICOS
Lo maravilloso de esta disciplina es que no necesitas realizar ningún viaje, con prestar atención en tu propia casa, sin duda encontrarás infinidad de motivos para fotografiar; aunque si recién estás comenzando, lo mejor es que enfoques tu búsqueda por elementos inmóviles como plantas, hongos y flores; ellos no solo te proporcionarán imágenes de notable belleza, sino que seguramente descubrirás un mundo fascinante de formas y colores, con los que podrás ir ganando experiencia y confianza para, luego, encarar la fotografía de insectos y otros seres diminutos que es un poco más compleja.

Cuando encuentres un motivo que te interese, tomate tu tiempo para observarlo en detalle, teniendo en cuenta que, todo sujeto que se encuadre paralelo a la cámara, tendrá mucho más detalle que si lo enfocas desde otro ángulo.
Si te encontras con la fortuna de un insecto que está quieto, acércate despacio, realizado primero una fotografía de plano abierto para luego, ir acercándote hasta el punto que él te permita.
Al margen de los primeros resultados, lo realmente importante es que disfrutes de lo que estás haciendo al mismo tiempo que vas aprendiendo y sumando experiencia.
Con tiempo, paciencia y mucha práctica, todo un mundo se abrirá frente a vos.





EL PORTAL DE LA FOTOGRAFIA DE NATURALEZA DE ARGENTINA
18 AÑOS JUNTO A VOS!

FNA CUENTA CON EL AVAL DE AFONA - ASOCIACION ARGENTINA DE FOTOGRAFOS DE ARGENTINA

- AVISO LEGAL - SOBRE NOSOTROS - CONTACTO -

© 2003 - 2021 - FNA - FOTOGRAFIA DE NATURALEZA ARGENTINA-
Todos los derechos reservados



.. .. .. ..