SEGUINOS TAMBIEN EN
 

 

 

 

 

TECNICA
Construcción de una barrera infrarrojo

Por © Javier Alonso
Fotografías © Javier Alonso y Paco Jañez

Después de probar varios tipos de barreras tanto comercializadas como "caseras", la que mejores resultados nos ha dado es la que describimos en este artículo. En él no pretendemos describir la construcción paso a paso, sino dar unas pautas a los que estén pensando en dar el salto a la fotografía de alta velocidad con todo lo que ello conlleva y mostrar algunos de los problemas y soluciones que hemos encontrado en la utilización y construcción de la barrera.
Al recibir una excitación de la cámara, la luz del flash se dispara, con lo que dos de las fracciones de segundo que deben coincidir en el tiempo lo hacen. ¿Pero qué podemos hacer para hacer coincidir el disparo con la presencia del motivo? La fotografía de alta velocidad requiere que justo en el momento en que el insecto se acerca a la gota de miel o el pájaro
al posadero habitual, se accionen los mecanismos para hacer la fotografía. La filosofía del disparador es pues muy sencilla y la electrónica necesaria resulta que no es tan compleja como pudiera parecer a priori.


...
© Javier Alonso


Para accionar el obturador es necesario un cortocircuito entre dos contactos de nuestra cámara y esto lo podemos conseguir de varias maneras: mediante un relé, dos contactos por peso (usados en las trampas fotográficas para mamíferos) o una burbuja de mercurio (que accione la cámara al moverse el cebo, por ejemplo). El dispositivo más fiable es la barrera de infrarrojos. Consiste en un emisor y un
receptor que generan un haz de luz infrarroja que al ser cortado por el motivo excita a un relé y hace que la cámara se dispare.

La fiabilidad de la barrera dependerá de factores tales como la distancia máxima
de separación entre emisor y receptor, el tamaño de ambos, que nos facilitará su colocación, la anchura del haz, la posibilidad de usarlo con fuerte luz ambiente, o la alimentación que requiera, ya que normalmente la usaremos en el campo.

 



Ha de tenerse todo previamente preparado para estar el mínimo tiempo
posible en el lugar de la toma, reduciendo así las molestias que podemos
ocasionar.



© Javier Alonso


Lo primero que nos viene a la cabeza cuando pensamos en adquirir una barrera es la velocidad de disparo ¿Será lo bastante rápida para parar el vuelo de un ave como la golondrina? ¿Cuánto tiempo de retardo tendrá desde que el ave corta el haz hasta que se dispare la cámara?
Al contrario de lo que pudiera parecer, esto no sólo depende del receptor y el emisor sino también del dispositivo que reciba la señal del receptor y la interprete, esto es, del relé. El conjunto receptor-emisor de nuestro ejemplo tiene un tiempo de respuesta de 1 msg, lo suficientemente rápido para "congelar" un ave a gran velocidad. Para
conseguir que la respuesta de la barrera llegue a la cámara sin retardo optamos por un relé de estado sólido que al recibir la señal de la barrera cierra el circuito que dispara nuestra cámara sin retardo apreciable (estamos hablando de milisegundos).

 


© Javier Alonso


Después está el tiempo de respuesta de nuestra cámara al recibir la señal y eso ya depende de cada marca, aunque no es apreciable el retardo en las más conocidas marcas. Eso sí, siempre debemos tener la cámara "midiendo", ya que si no necesitaríamos dos impulsos, uno para activar la cámara y otro para accionar
el obturador y nuestro motivo quizás no quiera colaborar con nosotros más que un par de milisegundos.

 


© Paco Jañez

Carbonero común (Parus major). En las sesiones de barrera los porcentajes de fotos válidas suelen ser muy pequeños, pero estas pocas fotos suelen recompensar todo el trabajo realizado.
Nikon F90X, objetivo Micro Nikorr 60 mm, tres Flasehs con escalones de potencia
y Barrera de Infrarrojos, película Fuji Velvia.


Otro de los grandes problemas que aparecen cuando empezamos a probar nuestra barrera es que al pasar un objeto a una gran velocidad o algo de pequeñas Dimensiones (insectos) la barrera no parece reaccionar, pero realmente esta reacción se produce y el objeto es detectado, el problema es que la señal que el relé manda a la cámara es muy corta y de poca intensidad, con lo cual no le da tiempo a accionar el obturador. Para solucionar este problema existen en el mercado circuitos alargadores de señal con el rele integrado que harán que a la mínima señal que emita
nuestro receptor, ésta se alargue y la cámara dispare, o que haga tres disparos con un solo corte, o que haga dos disparos y, tras un tiempo que estimemos, haga otro; en fin, un dispositivo con múltiples posibilidades en la fotografía de alta velocidad.

 

Lúgano (Carduelis spinus). Realizada en comedero, atraídos con pipas, donde se les coloco varios posaderos para facilitar la toma.
Nikon F90X, objetivo Micro Nikkor 60 mm, dos Flasehs con escalones de potencia y Barrera de Infrarrojos, película Fuji Provia.


© Javier Alonso
UNA FRACCION de SEGUNDO

Una fracción de segundo es lo que tarda el obturador en abrirse y cerrarse para
que la luz impresione la película o excite el CMOS de nuestras cámaras.
Una fracción de segundo es lo que tardamos en reaccionar y apretar el disparador
ante la presencia de nuestro motivo fotográfico en la posición que deseamos
fotografiarlo.
Una fracción de segundo es el tiempo que tarda el flash en iluminar la escena que hemos seleccionado.
Una fracción de segundo es el tiempo necesario para que nuestro motivo pase
por el sitio preciso.
Todas estas fracciones de segundo son necesarias en la fotografía de alta velocidad. Y, lo peor de todo, es que todas esas fracciones de segundo se han de dar en el mismo momento, sin retardo entre una u otra.
Todas esas acciones tienen que coincidir mágicamente en el tiempo, en una misma milésima de segundo o de lo contrario la fotografía que consigamos no será de nuestro agrado.

 


© Javier Alonso

Sapo Común (Bufo bufo). Se pretendía captar el momento del lanzamiento de la lengua. Aunque se consiguió en otras tomas, en ésta, por un retraso en el disparo, se capto unos msg después.
Nikon F90X, objetivo Micro Nikkor 60 mm, tres Flasehs con escalones de potencia y
Barrera de Infrarrojos, película Fuji Provia.

© Javier Alonso / NS
ESTE ARTICULO CORRESPONDE A LA REVISTA "NATURALEZA SALVAJE"
PROHIBIDA SU REPRODUCCION
 
 


EL PORTAL DE LA FOTOGRAFIA DE NATURALEZA DE ARGENTINA
MAS DE 10 AÑOS JUNTO A VOS!

- AVISO LEGAL - QUIENES SOMOS - CONTACTO -

© 2003 - 2017 - FNA - Fotografía de Naturaleza Argentina -
Todos los derechos reservados